José María Miñarro

Director Gerente

CARTA del director-gerente

José María Miñarro

En Miñarro Marble Project somos ambiguos con nuestra mirada, ya que realizamos con el mismo grado de intensidad vistazos al pasado y al futuro para seguir construyendo nuestra historia. Reclamamos un alto grado de atención al siglo XXI, la tecnología está tomando el control de las industrias y de nuestra vida cotidiana y, como artesanos especializados en materiales nobles como son piedra y madera, entendemos que algunos aspectos de la arquitectura se han quedado atrás. Pensando en las 7 maravillas del mundo, con unos monumentos espectaculares de gran esplendor que fueron realizados en el pasado y, cuyos creadores no disponían de las herramientas de hoy, no podemos dejar que la industrialización focalice sus esfuerzos en hacer fotocopias buscando el índice de rentabilidad, dejando a un lado al sastre que nos hace confortable y elegante el dobladillo del pantalón.

Partiendo de la idea de que lo bueno vive entre nosotros para siempre, y de que contamos con la ventaja de la tecnología del siglo XXI, Miñarro Marble Project invita a sus clientes a sellar un vínculo para crear otras maravillas dentro del siglo XXI. Desde la seriedad de nuestra empresa, reivindicamos la diversión de las formas orgánicas que rompe con las líneas rectas y evoca la belleza de lo duradero, es decir, lo de antes y lo de ahora, o lo que es lo mismo, lo de siempre.

Miñarro Marble Project está ubicada en el centro neurálgico de la producción de la artesanía en piedra natural y somos los más competitivos en la relación calidad y precio del momento. Queremos demostrar y demostrarnos la accesibilidad y las ventajas que tiene nuestra empresa para retomar la belleza de la arquitectura de siempre. Nos entusiasma la llegada de retos y propuestas de alta dificultad técnica que nos puedan ayudar a capturar una parte nueva de la historia, con una estética adecuada que cuente las historias de la era moderna que nadie ha contado todavía. Desde nuestra empresa les abrimos las puertas para que puedan comprobar que las ideas, pueden ser bonitas realidades.